Verano en Suecia y el sol de medianoche.


Algunas de las preguntas obligadas al llegar a Suecia son:

Hace cuánto llegaste?

Te ha gustado Suecia?

Cómo te ha ido con el frío?

Sin embargo nadie me ha preguntado cómo me ha ido con “los días sin fin”, que he de reconocer han sido mi mayor trastorno hasta la fecha. Y qué es eso de los “días sin fin”? En realidad no se llaman así pero para mí lo son!

Al llegar el verano a Suecia (finales de mayo o principios de junio), al igual que en otros países escandinavos, ocurre un fenómeno bastante curioso, al menos para mí que provengo de latinoamérica. En nuestros países tenemos el día y la noche, entendiéndose la noche como la  la parte del día en que falta la claridad del sol por el efecto de la rotación de la Tierra… sin embargo acá, en esta época del año el sol no se oculta por completo durante la “noche” por lo que hay claridad durante las 24 horas del día con variable intensidad.

Foto tomada alrededor de las 3:00 am regresando de la discoteca!

Este fenómeno se conoce como “sol de medianoche”. Se aprecia propiamente en las zonas cercanas al Círculo Polar Ártico, tales como Kiruna, Abisko, Porjus, Kebnekaise, etc.

En Sundsvall, la ciudad en la que vivo, si bien no estamos tan arriba, más bien en la mitad de Suecia, es perceptible, aunque no al 100%, sí lo suficiente para olvidarse de las noches oscuras por unos meses.

Foto tomada alrededor de las 19:00

Cómo me ha afectado? Por ejemplo, cuando vez que son las 22:00 hrs y está tan claro como si fuera las 6:00 hrs en la mañana, tu cerebro te dice: y ahora que hago? hora de dormir o cenar? 😦 Principalmente lo que se refiere a las horas de comida y dormir son en las que más desorden se me ha hecho.

Foto tomada a las 23:10 hrs

La cosa tampoco es tan trágica como para no poder llevar una vida normal, como todo es cuestión de adaptarse.

Contrario a los meses de invierno cuando a las 15:00 hrs ya es de “noche” en verano solo hay que procurar cerrar las persianas y echarse a la cama a una hora fija para acostumbrar al cuerpo.

Ahora más que nunca dependo del reloj para seguir mis rutinas y no tanto de la percepción por medio de la vista o de los gruñidos de mi panza!

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s