“Latin fever” se apodera de Sundsvall

El pasado 1ro. de marzo se celebró en Sundsvall el tercer aniversario del grupo de bailes latinos Club Bachata. La asistencia, a puro ojo se podría decir que fue un “llenazo”. Algunos condujeron hasta 600 Km para asistir al evento!

Es posible enseñarle a un escandinavo a bailar ritmos latinoamericanos?

Absolutamente! En nuestra kommun hay muchos hasta con proyección internacional!

Como en el resto de Europa la diáspora latina y principalmente la cubana, ha tomado la iniciativa e impuesto su sabor y estilo caribeño por generaciones, a excepción de Finlandia donde el tango parece tener más adeptos.

El rock pesado, el trance y el pop son parte de la cultura popular escandinava sin embargo había un “nicho de mercado” deseoso de algo nuevo,  apto no solo para los jóvenes sino también para los entraditos en años.

En Sundsvall, allá por la década de los 90’s Julio Espinal prendió la candela y desde entonces no se ha apagado. Al mudarse para Estocolmo, Héctor Oviedo también de Cuba y su compañera Lina Törnqvist de Suecia, pusieron manos a la obra.

En Suecia es común integrar grupos de pasatiempos, es una de las mejores formas de socializar, algo que a veces es tan difícil acá… 😦

clubbachata2

Fotos propiedad de Tropical Sundsvall

Lo que es aún más sorprendente es el “pegue” que ha tenido no solo entre los suecos, gente de Tailandia, África, Oriente Medio, los mismos cubanos, chilenos y colombianos (principales grupos de inmigrantes), todos gozando al son de salsa, merengue, bachata y hasta cumbia!

Ah! definitivamente una de las mejores inversiones que he hecho ha sido pagarme aquellas clases de baile en Costa Rica, en aquel tiempo  yo era más tieso que un saco de leña! Debo reconocer que el baile ha alimentado mi autoestima, ahora en Suecia 10x, y cómo no si ahora  las chicas que me sacan a bailar!

clubbachata

Fotos propiedad Tropical Sundsvall

Por lo visto habrá bailongo para rato y aunque las prácticas se realizan varias veces a la semana el baile se arma una vez al mes, desde ya hay gente pidiendo que se haga con más frecuencia.

Moraleja, si vienes a Suecia y te movés un poco no te confíes porque el nivel aumenta rápidamente!

Mi primer verano en Suecia (Parte I)

Ha pasado bastante tiempo desde mi última entrada y no es para menos ya que durante este  tiempo no han faltado  actividades que atender.

Tiempo de vacaciones del trabajo y estudios coinciden con las festividades que afloran por doquier. Viajes y reuniones familiares y con amigos están a la orden del día.

Midsommarafton y el Midsommardagen

En Suecia el verano se suele dividir el verano dos partes y su punto culminante sería el Midsommarafton y el Midsommardagen (tarde del viernes y el sábado siguiente, respectivamente). Según entiendo entre el 19 y el 26 de junio se celebra el solsticio de verano (varía cada año) y es cuando el sol alcanza su punto más alto en el cielo, visto desde el polo norte o sur. A partir de este acontecimiento los días comienzan a descontar minutos de luz poco a poco.

Es una de las celebraciones más importantes en Suecia. Antiguamente se atribuía a este día propiedades mágicas… hoy en día la gente se reúne alrededor del midsommarstång, cantan, bailan y otros se emborrachan!

Aunque la palabra verano automáticamente trae a la mente la imagen de días soleados no podría estar más lejos de la realidad en estas tierras nórdicas.

Este en particular este ha sido un verano bastante lluvioso y podría asegurar que no hemos tenido más de tres días seguidos de puro sol 😦

A continuación algunos de los principales acontecimientos del mes:

Día de campo en Sidjön

La escuela se ha tomado la molestia de regalarnos un día de campo para todos los estudiantes. Por suerte el día estuvo soleado y nos divertimos con las actividades que prepararon para nosotros aunque la que más me gustó sin duda fue el remar en el lago. Además hubo curso ultra rápido de pezca en laguna, caminata por senderos,hacer pan en fogón, etc.

La pachanga de graduación

Una de las primeras actividades es la “pachanga” de graduación de los estudiantes de colegio, la primera semana de junio.

Los chavales visten chaqueta y pantalón oscuro y las muchachas vestidos color “champagne”, curiosamente algunos extremadamente cortos… completan el atuendo para ambos sexos unos sombreros parecidos a los de capitán de barco!

Contrario a Costa Rica acá esta celebración es abierta, comunal, se desarrolla en el centro de la ciudad y a ella acuden familiares, amigos y mirones como yo! A como lo ví es comparable a un acto de iniciación que marca el inicio de la vida adulta de los muchachos.

Los recién graduados se pasean por las calles de la ciudad en “camiones disfrazados” de carrozas.

Exposiciones de autos antiguos

El verano es el cómplice perfecto para uno de los más extendidos hobbys de los suecos de cierta edad, la preservación de autos antiguos. Pasearse por la ciudad y exhibir estos carros es algo común, especialmente en los días soleados. También se organizan exposiciones estacionarias como a la que asistí en el centro de Sundsvall.

Aunque personalmente creo que es una actividad más bien importada (al igual que los carros) de U.S.A. no quita mérito el nivel de esmero y admiración la cantidad de dinero que se invierte en estos fetiches, si se toma en cuenta que solo ven la luz durante medio año o menos.

 

 

Det är dags för Fiesta!

En estos días se ha estado presentando un anuncio en TV que me ha llamado la atención por la música, el colorido  y la alegría que nos caracteriza a los que venimos de esa parte del mundo.

Se trata de una compañía de cruceros llamada Tallink Silja. Según la publicidad “Det är dags för Fiesta!” se traduciría como “Son días de Fiesta!”, en la que la gente ya no tiene que cruzar el Atlántico para vivir la experiencia de Latinoamerica y el Caribe ya que esta “misma” se puede tener acá, en el Mar Báltico.

Adiós 2011

Si bien todos los días tenemos la oportunidad de mejorar, de cambiar el rumbo, de soñar, probablemente es en un día como hoy en el que muchas personas acentúan ese pensamiento.

Al hacer el balance comparamos lo ganado con lo perdido. Para mí la balanza se inclinó por lo positivo; ganancia en madurez, en experiencia, en comprensión, en amigos y en amor. Las constelaciones se alinearon para guiarme hacia los objetivos propuestos y ahora estoy aquí, soñando y trazando nuevos caminos.

 

En un día como hoy pienso en las personas que están solas, ya sea en su casa, en un hospital, en una cárcel, en la calle o lejos de la familia. En mi caso estoy lejos pero gracias a Dios no solo!

Hoy celebramos con una pareja de amigos al apartamento para cenar. Luego otros en busca de refugio cayeron de “paracaidistas” y más tarde todos en procesión hasta el apartamento de otra amistad no sin antes detenernos en el parque central para recibir el año nuevo. Mi primer año iniciado en temperaturas bajo cero 😐

 

Perdón dijo bailar?

Como es tradición el 25 de diciembre es para estar en familia para terminar la comida que quedó del día anterior y el 26 al menos para los jóvenes es un día de fiesta.

systembolaget

En los bares los precios del licor son altos razón por la que los locales han adoptado una solución muy práctica para alcanzar ese estado etílico que nos permite desinhibirnos y estar en todas! Todo empieza con la convocatoria por redes sociales o teléfono, se define el punto de encuentro, la hora y listo. Antes de llegar al apartamento o casa designado hay que hacer una parada obligatoria en la licorera si es que no se tienen reservas en casa. Acá las licoreras son propiedad del gobierno y todas se llaman Systembolaget, para comprar en estos establecimientos la regla básica es tener la edad mínima y el dinero, por supuesto.

 

Nuestro plan incluía lo anteriormente mencionado y luego ir a la principal la disco local para bailar, o al menos eso es lo que yo creía!

A eso de las 12:30 am llegamos, medios tapis (picados, influenciados por el alcohol, etc.) dispuestos a descargar toda la energía que traíamos. La fila se extendía alrededor de la cuadra y el frío era implacable, para mi suerte y de los borrarchos que estaban en la fila detrás de nosotros había unas lámparas sobre nuestras cabeazas que emitían calor lo cual ayudaba de alguna forma a hacer soportable tal suplicio, aún así no habían señales de que pudiéramos cumplir con nuestro cometido. Por suerte y gracias a los poderes de negociación de Josefine… logró convencer al portero de que nos dejara entrar y sin pensarlo dos veces nos metimos.

Una vez adentro, como era de esperar un desfile de rubias y rubios vestidos con sus mejores galas. Poco a poco avanzamos hasta encontrar un espacio en la pista de baile. La música era una especie de pop y tecno y sería la constante durante toda la noche sin embargo eso no parecía importarle a nadie excepto a mí. 😦

Baile en Suecia es algo distinto a lo que conocía, más parecido a un mosh en donde la gente en especial los maes (varones) indudablemente influenciados por el alcohol se volvían locos en la pista. Los movimientos descoordinados, los empujones y la fuerza innecesaria llegaron a convertirse en molestia. Después de un tiempo logré comprender que no se puede esperar que un árbol de manzanas produzca naranjas. En resumen y a pesar de todo fue divertido!