Grundsjö en primavera (Parte I)

Transición invierno-primavera (abril, 2013), días soleados pero fríos -para variar-. En el centro de Sundsvall la nieve se ha retirado casi por completo, al canal que atraviesa la ciudad se le ve fluir otra vez, el mar retomó su oleaje; el césped,  las vitsippor y blåsippor se abren paso entre el todavía duro suelo en busca del ansiado sol.  En las afueras sin embargo lagos y riachuelos están todavía inmóviles en la superficie, y los cúmulos nieve en el campo llegan hasta donde alcance la vista en el horizonte.

Sundsvall

Kyrkogatan, Sundsvall

 Sundsvall

Ese fin de semana nos fuimos a la cabaña que perteneció a los abuelos maternos de Josefine. Al morir éstos la propiedad que alberga dos casitas y un viejo granero sirve de lugar de recreo (fritidshus).  Se ubica a unos 200 Km al noroeste de Sundsvall, entre colinas, rodeada de lagos y copiosos bosques de conífera y abedul. Por cierto no muy lejos de la cabaña de los cazadores.

Grundsjö

Grundsjö fue un pueblito, ahora un caserío. Fundado en 1826¹, su población actual se estima en alrededor de 50 almas, quienes a su vez tienen unos 60 años de edad en promedio.

La economía aún gira en torno a la extracción maderera y algo de agricultura, principalmente de papas (patatas). Algunos descendientes de sápmi (“nativos” escandinavos) que se aventuraron por estos lugares, más al sur de su habitual Laponia, aún se dedican al cuido de venados (Rangifer tarandus), para la venta de carne, pieles y subproductos. Los hijos de los habitantes actuales que se desplazaron a las ciudades del sur o Umeå  para realizar estudios o buscar otras opciones de trabajo no regresaron a Grundsjö, y aquellos que aún lo hacen es para visitar a sus padres o abuelos o vacacionar. 

caribu

Rangifer tarandus

Desde la calle principal se nota la casona que sirvió de escuela y que desde la década de los 70’s no escucha el bullicio de niños por eso está cerrada, misma suerte tuvo la oficina de correo, la iglesia y la plaza; la tienda de abarrotes más cercana está a  unos 6 kilómetros.

Grundsjö skola

Antigua escuela de Grundsjö

Se ven algunas casas que a primera vista parecen habitadas pero no lo están, algunas fueron abandonadas hace tiempo, ya sea porque murieron sus dueños o porque éstos se mudaron a otro logar, quién sabe? Otras con mejor suerte se han convertido en fritidshus.  Algunas propiedades han estado en venta por años y aunque los precios sean ridículamente bajos respecto al promedio sueco y cuenten con todos los servicios, incluso internet, ahí están.

IMG_0052

svensk gård

La cabaña es pequeña pero acogedora. Atravesar la puerta principal es como entrar en una cápsula del tiempo! El papel tapiz de las paredes, el piso de linóleo, los gabinetes en la cocina, los muebles en la sala de estar y la alfombra al mejor estilo de los años 70’s o quizá 60’s.

IMG_0027_2

La cocina de leña es mi favorita. Ubicada estratégicamente en el centro de la casa es como el alma de la misma. En el comedor nos reunimos para comer, conversar, jugar cartas o tomarnos un vinito al calor de la vieja cocina.

Collage stuga

Si algo hay en cantidad aquí es silencio mismo que es interrumpido ocasionalmente por el susurro del viento entre los árboles o el canto de las aves. Según las premisas  Gundsjö pareciera un pueblo fantasma y que tiene sus días contados.

Pero “la belleza está en el ojo del que mira” dice el dicho y después de unas horas tímidamente y en voz baja nos permite ver sus encantos.

grundsjö

Según me cuentan en verano lagos y ríos en los alrededores -que por cierto hay en cantidad- son el principal atractivo: la pesca deportiva y canotaje son parte del menú, en otoño, la temporada de cacería de alce y liebre de montaña (lepus timidus), en invierno o primavera los paseos en moto de nieve, esquiar y la pezca en hielo (pimpla) son algunas de las actividades habituales.

IMG_0045

Naturaleza, amena compañía, buena comida casera, aderezada con anécdotas y juegos de mesa culminan mi primer día en Grundsjö. Mañana nos espera un poco de adrenalina!

_____________________________________________________________________________

¹ http://xdeb.org/ragnvald/bilder-berattelser-grundsjo

Anuncios

Manos a la obra!

En los días “cortos” de invierno cuando es algo frío para salir a dar un paseo a veces hay que ingeniárselas para entretenerse en casa sin estar pegados al TV. Hoy decidimos echar mano a las habilidades culinarias y nos animamos a hacer un pan casero conocido como Svensk Grovlimpa, que se puede traducir como pan de centeno (rye bread). Es bastante fácil de preparar y muy sabroso, con mucha fibra y muy poca grasa. Una vez que se enfría se puede cortar y conservar en el congelador por varios meses.

 

Salida de compras No.2

Pasó la navidad y ahora vienen los descuentos! La palabra de moda es REA, algo así como SALE o descuentos.

Hoy fuimos al complejo comercial de la ciudad para “estirar las piernas” y de paso comprar algunos víveres. Primero fuimos al almacén IKEA, uno de los más importantes de toda Suecia y quizá una de las marcas más emblemáticas junto con Volvo. El hambre apretaba así que nos fuimos directito al área de comidas “rápidas”. He de decir que el concepto de comida rápida en Suecia, al menos en IKEA es algo totalmente diferente a las cadenas en Costa Rica donde predominan los establecimientos Made in USA… Y es que hoy parece que nadie quiso cocinar en casa porque el lugar estaba a reventar! Aún así el servicio es bastante eficiente y no tuvimos que esperar mucho para ser atendidos.

El menú está compuesto por platos muy distintivos de la cocina sueca en la que no pueden faltar las súper famosas albóndigas (köttbullar). Aún así desistimos de este apreciado platillo para degustar un delicioso filé de pollo al horno. Luego de saciar nuestra hambre fuimos al supermercado para comprar los víveres.

 

 

 

 

A continuación algunas fotos de cosillas que llamaron mi atención.

Navidad Sueca Parte II

Oh la navidad (Jul), blanca navidad! Recuerdo que en Costa Rica muchos comercios y casas de particulares decoran con “estereofón” rayado (Poliestireno expandido), styrofoam, para imitar la nieve. Sin entrar en controversia al respecto sobre las implicaciones ecológicas de este material y de la recreación de la nieve en un país neotropical…

Y es que debo admitir que la nieve tiene un no-se-qué que me gusta, aunque sospecho que debe ser por tantos años de adoctrinamiento televisivo donde se nos muestra que no hay navidad completa sin nieve, de lo que si estoy seguro es que en esta ocasión es distinto, se trata de nieve de verdad!

El día de hoy es particularmente bonito, hay más luz natural que en días pasados, no hace tanto frío  y el olor de la comida preparándose en la cocina son motivos suficientes para levantarse temprano.

Siguiendo la costumbre familiar desde temprano, a eso de las 8:00 a.m. nos reunimos para desayunar, preámbulo de lo que sería un día con mucha comida. Para mi desgracia como es costumbre, la sola idea de todo el alimento que “debía/podía” ingerir me mandó directo a la cama con un malestar estomacal 😦 por al menos un par de horas.

El día transcurrió en medio de más comida y ver programas en TV exclusivos de estas temporadas, esos que parece que quedan guardados en la memoria y que de alguna forma en alguna parte del cerebro unas neuronas se activan para devolvernos a esos días cuando eramos pequeños. Acá por ejemplo, ver viejas fábulas de Disney y en especial del Pato Donald (Kalle Anka & Co.) son toda una tradición.

Más tarde la visita de Santa Claus (Tomten), regalos, brindis, cena, Glög, galletas (peppakakor) y dulces (gödis).

 

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Primera cena y desayuno

Mi primer cena fue un delicioso fläskfiléboll, una receta tradicional que consiste en una bola de harina rellena de carne, en este caso de cerdo y carne molida de res cocinado al horno todo acompañado por una ensalada.

A diferencia de casa el desayuno Sueco es bastante saludable, por lo menos así es donde vivo! Mucha fibra, musli, yogurt, leche, café, jugo, queso, pan duro (hårdbröd), que más bien parece a una galleta salada, huevos hervidos y vegetales.